En el mundo hay unas 37 especies de felino, cuyos poblaciones progresan negativamente a medida que los humanos avanzamos. Muchos de estas especies están clasificadas como vulnerables, amenazadas, etc., pero sólo cuatro están clasificados como "En peligro de extinción" y sólo hay un felino bajo el título de"Situación crítica" (o "Alto riesgo de extinción"): El lince ibérico.

Quedan unos 100 individuos de esta especie. Este animal podría desaparecer fácilmente en pocos años si no los humanos no cambiamos de mentalidad pronto. Como muchas otras especies en peligro de extinción, su conservación implicaría la del resto del ecosistema en qué vive.

Si el lince ibérico desparece, España y Portugal perderán su único "gran" (su tamaño no es muy grande, comparado con el de un tigre o hasta un puma, pero es mayor que el gato doméstico.) felino nativo. Además, el mundo verá la primera extinción felina en 10.000 años, cuando desaparecieron los últimos gatos de diente de sable.

Si suficientes personas no se dan cuenta muy pronto, ya será demasiado tarde. El poder está en mano de la población, los gobiernos sólo lo guardan.